Eliezer Ronda

Conforme pero no conformista

Conforme pero no conformista

“En la medida en que demos fruto de lo que Dios ha hecho con nosotros, nuestra transformación es conforme a Él. En la medida que “nuestro crecimiento” nos enaltezca a nosotros y escondamos a Dios como plato de segunda mesa, nuestra transformación es disfraz de piedad que refleja inmadurez”. 

Sin máscaras

Sin máscaras

“La experiencia de la adoración no impresiona a Dios por lo que hacemos. Le adoramos por quien Él es. Reconocemos su grandeza y su poder a pesar de nuestra debilidad. Nos ubicamos en la realidad de ser genuinos en nuestra respuesta a Dios por quien es”.

En la unidad nos hacemos comunidad

En la unidad nos hacemos comunidad

“La falta de luz no es indicativo que no se puede dar a luz. El alumbramiento está acompañado de dolor y entre tanta confusión, el llanto siempre es canción de alegría pues refleja que hay vida”.

Entre vítores, abucheos y dignidad

Entre vítores, abucheos y dignidad

“ Para el autor de Eclesiastés, la vida es vapor. No hay necesidad de despreciar al otro por ser distinto. Lo dice de esta manera: “Además, observé toda la opresión que sucede bajo el sol. Vi las lágrimas de los oprimidos, y no había nadie para consolarlos. Los opresores tienen mucho poder y sus víctimas son indefensas… Luego observé que a la mayoría de la gente le interesa alcanzar el éxito porque envidia a sus vecinos; pero eso tampoco tiene sentido, es como perseguir el viento” (Eclesiastés 4:1,4, NTV)”.