Grupos Pequeños

¿Qué hacemos con el RSVP?

¿Qué hacemos con el RSVP?

Participar de la experiencia del culto y celebrar que somos notados por el amor de Dios a cada uno es hermoso y maravilloso. Su gracia nos alcanza por encima de todo. Pero, también requiere que respondamos a la invitación que Dios nos hace de servir. Negarnos a responder al amor de Dios y la convocatoria que nos hace de servir, de igual manera es rechazar la invitación. 


El crescendo de la fe

El crescendo de la fe

En los procesos que transitamos en la vida, nos movemos en pentagramas que requieren ubicar nuestra mirada en el rostro del director de nuestra vida y de ahí responder en obediencia a las directrices que nos brinde para hacer de nuestra vida una melodía hermosa que dé honra al autor de la pieza.

Ni con maña, ni con fuerza

Ni con maña, ni con fuerza

Es usual que algunos recurran a la resolución mediante la fuerza sin comprender los alcances que tienen estos actos en el otro y hasta en nosotros mismos. Pensamos que ser “fuertes” es lo importante para resolver. En otros, la idea se ubica en la “maña” que mas bien apunta a la astucia. Sabemos que ambas opciones, tienen sus valores pero al final, muchas veces su intención no es poner la atención en lo que se puede resolver, sino en quién resuelve y perdemos de perspectiva lo esencial.

Veo Veo; ¿Qué ves?

Veo Veo; ¿Qué ves?

En nuestra jornada de fe, nos queda el reto de ver cómo podemos ver a Dios trabajar y operar en los eventos que nos marcan. Hay ocasiones que Dios nos parece grande e invencible, pero también si somos honestos, hay ocasiones que lo percibimos pequeño e impotente ante las cosas que nos ocurren en el interior de nuestras vidas. Entonces, nos queda cómo podemos enfocar nuestra visión ante estos sucesos que nos atrapan.

Escondidos y encontrados

Escondidos y encontrados

La idea de no dejarnos ver, intenta poner a prueba el ingenio que puede tener la otra parte para encontrarnos. Por otro lado, está el que busca por cualquier “recoveco” en dónde probablemente se ha escondido la otra parte. La idea de buscar al escondido estriba en hacerlo en donde menos pensamos. De igual manera, si somos quienes nos escondemos, hacerlo en el lugar menos pensado par ser encontrados por el otro. Es la idea de tratar de pensar en lo que el otro piensa con el fin de descrifrar lo que cree en un momento dado.

¡Empaca y vámonos!

¡Empaca y vámonos!

En la Metropolitana, nos encontramos en el proceso reflexivo de identificar cuál es la ruta que Dios nos invita a desarrollar como iglesia en estos momentos. La hora de ver las imágenes del lugar a donde por mucho tiempo soñamos ir, ha ido pasando.  Nos corresponde empacar lo que necesitamos y quitar lo que pudiera ser desfavorable para el proceso de salida.  Es un espacio que requiere madurez para comprender lo que Dios desea que hagamos como iglesia para crecer y ser un instrumento de transformación y vida en esta comunidad.