SEMANA #4: MAYORDOMÍA

DÍA 20:   Los Tesoros Son Una Prueba

1 de octubre de 2019

El dinero hace cosas sobrenaturales en nosotros y para nosotros.  Jesús, una vez dijo “Donde esté su tesoro, allí estarán también los deseos de su corazón” (Lucas 12: 34, NTV).

Observe el orden de sus palabras donde esté su tesoro allí estará también los deseos de su  corazón.  Así no es como usualmente escuchamos estas palabras.  Tendemos a pensar que Jesús dijo “Donde esté tu corazón, allí pondrás tus tesoros”.  O como muchos predicadores y escritores lo han puesto: “Si tú quieres saber dónde realmente está tu corazón, solo mira tu chequera”.

Lo que Jesús realmente estaba diciendo es esto: “Donde pongas tus tesoros, allí es que estará tu corazón”.  El orden de las palabras no es accidental.  La secuencia es muy importante.  Así es que trabaja según Jesús.  Si pones tu tesoro en un lugar, tu corazón lo seguirá.  Tal vez pronto, tal vez más tarde, pero no se equivoque… donde su tesoro esté, allí estará su corazón.

Esto significa que el dinero no es una trampa, es una prueba.  La Biblia nos advierte “Cuando sean tentados, acuérdense de no decir: «Dios me está tentando». Dios nunca es tentado a hacer el mal y jamás tienta a nadie” (Santiago 1:13, NTV).

Pero el dinero es una prueba siempre.  Los tesoros son una prueba.  Las posesiones son una prueba. Todo lo que tienes es una prueba.  Una prueba de tu afecto, una prueba de tu devoción, una prueba de tu confianza.

El dinero es muy poderoso, pero muy peligroso – así como el anillo en la película “El Señor de los anillos” (Lord of the Rings).  El poder misterioso del anillo logró esclavizar trágicamente al personaje de “Gollum” y casi logra hacer sucumbir al “Frodo”, quien apenas manejó el paso de la prueba y escapar de una suerte semejante.

Dios puede usar el dinero y las posesiones para prepararte para algo.  Él puede usarlos para alertarte de algo o para revelarte algo sobre el estado de tu corazón, la profundidad de tu fe, o cuán efectiva es tu confianza en él.  Algunas veces Dios usa el dinero y las posesiones para enseñarte algo una y otra vez, porque simplemente no has aprendido la lección que te ha estado dando.

Piensa en ello.  ¿Qué pueden revelar las siguientes preguntas sobre tu actitud hacia el dinero?:

  • ¿Sientes orgullo por tu ingreso?

  • ¿Te sientes inferior o superior en relación con otros, por lo que ganas o por lo que posees

  • ¿Malgastas el dinero?

  • ¿Acumulas dinero?

  • ¿Usas el dinero más para recompensarte a ti mismo, para expresar amor a otros o para adorar a Dios?

  • ¿Ves tu éxito financiero como una medida del favor de Dios en tu vida?

  • Cuando tienes problemas económicos ¿cuestionas el amor de Dios, su sabiduría o su poder?

  • ¿Estás presto para ayudar a otros en necesidad?

  • ¿Qué dice tu forma de gastar dinero hoy día sobre el lugar donde estará tu corazón en el futuro?

¿Qué cambiarías en tu vida si activamente pusieras las palabras de Jesús en acción y estuvieras determinado a poner tu tesoro donde quieres que esté tu corazón?  ¿Cómo cambiaría tu forma de gastar dinero?  ¿Cómo cambiarían tus inversions?  ¿Cómo se afectaría tu dar a otros?

De acuerdo con Jesús, tu forma de gastar hoy guarda estrecha relación con el lugar donde estará tu corazón mañana.  La pregunta es… ¿Pasarás la prueba?